martes, 22 de enero de 2013

Marry me

Cásate conmigo, dijo él, con sus dientes podridos y su mal aliento 
y entonces 
Cásate conmigo en vez de ese joven cabrero, pero cuando 
estaba en su cama y mi padre me había vendido 
sabía que no tenía elección, callé mi voz, hice lo que cualquier 
chica haría y 
cuando esté decapitada al menos me casé 
y cuando esté enterrada al menos me casé 
Esconderé mi comportamiento y el vino será mi salvador 

Pero, oh, que hermosas cosas voy a vestir, 
que hermosos vestidos y pelo 
Soy afortunada por compartir su cama 
Especialmente porque pronto estaré muerta 

Cásate conmigo, dijo él, por Dios, es feo, pero la fortuna es nuestra 
Corriendo en los jardines disfrutando hombres, mujeres y flores
Entonces rompo un vidrio y corto la parte más interna de mi muslo 
Así puedo fingir que estoy mens... bueno, no disponible 
Mi vida está arreglada pero está unión es una locura 
Así que fornicaré con quien quiera porque no tengo nada que perder 
Y cuando el señor este disconforme me arrodillaré otra vez 

Pero, oh, que hermosas cosas voy a vestir, 
que hermosos vestidos y pelo 
Soy afortunada por compartir su cama 
Especialmente porque pronto estaré muerta 

Mientras esté cenando ganso sé que no voy a tragar 
Entre pelotas, nacimientos y juegos de mesa se lo que va a seguir 
Estamos unidos a través de infierno, herida y hambre 
O al menos hasta que mi esposo encuentre a alguien más joven 
Sí, la fertilización es parte de mi estación 
Me río mientras me desprecia, anticipando 
hijos que van a correr mientras yo esté bajo las colchas 
¿Pero de quién son esos hijos? Pues, ¡míos y de mi amante! 

Pero, oh, que hermosas cosas voy a vestir, 
que hermosos vestidos y pelo 
Soy afortunada por compartir su cama 
Especialmente porque pronto estaré muerta 
Pero, oh, que hermosas cosas voy a vestir, 
que hermosos vestidos y pelo 
Soy afortunada por compartir su cama 
¿Así que por qué deseo estar...?

sábado, 19 de enero de 2013

Annabel Lee


Fue hace muchos y muchos años,
en un reino junto al mar,
habitó una señorita a quien puedes conocer
por el nombre de Annabel Lee;
y esta señorita no vivía con otro pensamiento
que amar y ser amada por mí.

Yo era un niño y ella era una niña
en este reino junto al mar
pero nos amábamos con un amor que era más que amor
—yo y mi Annabel Lee—
con un amor que los ángeles súblimes del Paraíso
nos envidiaban a ella y a mí.

Y esa fue la razón que, hace muchos años,
en este reino junto al mar,
un viento partió de una oscura nube aquella noche
helando a mi Annabel Lee;
así que su noble parentela vinieron
y me la arrebataron,
para silenciarla en una tumba
en este reino junto al mar.

Lo ángeles, que no eran siquiera medio felices en el Paraíso,
nos cogieron envidia a ella y a mí:—
Sí!, esa fue la razón (como todos los hombres saben)
en este reino junto al mar)
que el viento salió de una nube, helando
y matando mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era más fuerte que el amor
de aquellos que eran mayores que nosotros—
de muchos más sabios que nosotros—
y ni los ángeles en el Paraíso encima
ni los demonios debajo del mar
separarán jamás mi alma del alma
de la hermosa Annabel Lee:—

Porque la luna no luce sin traérme sueños
de la hermosa Annabel Lee;
ni brilla una estrella sin que vea los ojos brillantes
de la hermosa Annabel Lee;
y así paso la noche acostado al lado
de mi querida, mi querida, mi vida, mi novia,
en su sepulcro junto al mar—
en su tumba a orillas del mar.

viernes, 18 de enero de 2013

Atrapado en las redes de mi pasado fracasado
Duermo cada noche con esperanzas de abrazarte
Tenerte entre mis brazos y pedirte perdón;
Darte las gracias y poder hacerte el amor.


Sólo pretendía anchos campos de esperanza
Poder criar a nuestro sueñito en plena felicidad
Oler cada mañana tu aroma a lluvia por llegar
Y sentir a tu alma feliz y alejada de las sombras.


Cuando mi corazón haya crecido y el tuyo perdonado
Luego de morirme ahogado en mi propio mar de miedo
Después de que el mundo reciba nuestra ayuda
Ese día nos amaremos mucho, nadie verá que somos
dos.

viernes, 11 de enero de 2013

Si le hubiera cortado las alas hubiera sido mío,
no habría escapado.
Pero así, habría dejado de ser pájaro.
Y yo... yo lo que amaba era un pájaro.

La luna eclipso súbitamente y ante mis ojos una dulce ninfa se hizo presente.
Las rosas comenzaron a llorar su rojo color, cual gotas de sangre se veía caer, hasta que la palidez hizo su entrega total.
Cerré mis ojos por un instante y vi como un millón de astros comenzaron a suicidarse al ver tan esplendida belleza...
De pronto mi alma cayó presa en las redes de su hermosura, ¿como ignorarla? Como cegarme ante tus encantos que parecían cruelmente torturarme?..
Su silueta con miles de esferas color purpura se adornaba, la perfección posaba en ese ser; yo maravillada, únicamente me dedicaba a contemplarla. En mi mente solo se dibujaban sus secretos, que con tintas oscuras mostraba el placer de sus palabras, su delicado cuerpo era la explicación más coherente a todos mis pecados.
La desesperación sedujo mi alma y me llevo por el camino de la desdicha, desdicha provocada por el miedo de perder su imagen, miedo de ver ese perfecto ser perdido en el ensueño.
Mi razón quedo atrapada en los espirales de sus rizados cabellos. 
El viento acaricio su sonrisa a plena luz del día y su presencia se perdió en inmenso un abismo estelar.
Fue mi más hermosa y breve alegría y mi eterno sueño fugaz.


Tú, que ayer sólo eras toda la hermosura,
eres también todo el amor ahora.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza.

-¿Ves lo tranquila que está la superficie del agua?
-Sí.
-(Lanza una piedra al río). Así era yo una vez. Y entonces... el agua se agita y se revuelve. En eso me convertí.
-Pero si esperamos un rato se volverá a aquietar. Volverá a estar en calma.
-Pero la piedra seguirá allí abajo. Ahora es parte del algo. Tal vez se vea igual que antes, pero ha cambiado para siempre. 

ANTES DE RENDIRNOS
FUIMOS ETERNOS.

''Puedes ser solamente una persona para el mundo, 
pero para una persona tú eres el mundo.''

''Que se cierre esa puerta que no me deja estar a solas con tus besos.''

He amado hasta llegar a la locura;
y a eso a lo que llaman locura, para mí,
es la forma más sensata de amar.

Françoise Sagan

No, no es como cualquier otro amor, 
éste es diferente porque es nuestro.

Fuimos un cuento breve que leeré mil veces. 

Alguien me preguntó:
-¿Y si yo no quiero ser feliz?, ¿qué hay si quiero ser desdichado?
Y yo le contesté: - Sé desdichado, ¡si eso te hace feliz!

Existen todo tipo de amor en este mundo,
pero nunca el mismo amor dos veces

Por la misma apertura que entra el amor, se cuela el miedo.
Lo que te quiero decir es que si eres capaz de amar mucho
también vas a sufrir mucho.