Compartir

viernes, 11 de enero de 2013

Si le hubiera cortado las alas hubiera sido mío,
no habría escapado.
Pero así, habría dejado de ser pájaro.
Y yo... yo lo que amaba era un pájaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario