Compartir

viernes, 11 de enero de 2013

Alguien me preguntó:
-¿Y si yo no quiero ser feliz?, ¿qué hay si quiero ser desdichado?
Y yo le contesté: - Sé desdichado, ¡si eso te hace feliz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario