Compartir

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ni siquiera yo misma.
Ni mis acciones.
Ni mi pasado.
Ni mis errores.
Ni nada.
Ni nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario